La importancia de los datos para promover la movilización comunitaria

En el mes de septiembre 2018, decenas de madres participantes del Proyecto de Abogacía y Movilización Comunitaria del IDJ, en los clubes del Boys & Girls Clubs (BGCPR) de Aguas Buenas y de los residenciales Luis Lloréns Torres y Las Margaritas, tuvieron la oportunidad de realizar una mirada profunda y detallada de la realidad social y económica que vive su comunidad, a través de un ejercicio reflexivo mediante la presentación de estadísticas. La estrategia forma parte de la misión del IDJ de empoderar a las familias para que cuenten con información basada en datos, y de esta manera tengan las herramientas que les permitan abogar por aquellas causas que entiendan deben mejorar en sus comunidades

El ejercicio le permitió a las madres tener acceso a los datos específicos de su comunidad en las áreas de Salud, Familia, Jóvenes, Empleo y Seguridad. Durante el proceso, surgieron interesantes observaciones e inquietudes que eran aclaradas a través de las moderadores del evento: Estela Reyes, Líder de Abogacía y Movilización Comunitaria y Caridad Arroyo, Gerente de Estadísticas del IDJ.

Uno de los momentos más interesantes surgió durante el conversatorio posterior a la presentación de datos, donde las madres expresaron su reacción a lo que reflejan las estadísticas. “Me parece completamente injusto que las mujeres cobren menos que los hombres, teniendo más responsabilidades. Eso es discrimen”, expresó Yamilka Sierra, madre participante del BGCPR del residencial Luis Lloréns Torres, a lo que Lineydis Flores, otra de las madres que participó del ejercicio, añadió que “hay más discrimen hacia la mujer a la hora de ofrecerle empleo, le exigen cumplir con unos horarios que dificultan el cuido de los hijos y para colmo pagan menos.”

Por otra parte, Naomi Correa expresó su preocupación de que algunos patronos le exigen experiencia a los jóvenes para realizar trabajos de mejor compensación económica, pero no están dispuestos a aceptar la práctica estudiantil como experiencia laboral. “Casi la mitad de los jóvenes no tienen apoyo económico y emocional que les permita estudiar en la Universidad. Esto lo que promueve es que caigan en conductas de riesgo como embarazos no deseados y conductas delictivas”, manifestó.

Ante esta realidad, el grupo de mujeres planteó su interés en abogar porque se ofrezcan programas educativos tanto para los jóvenes como para los padres. “La educación y prevención es vital para evitar embarazos no deseados. Necesitamos desarrollar programas que atiendan las necesidades de los adolescentes, si verdaderamente queremos mejorar nuestra comunidad”, expresó Correa.

Las expresiones de este gupo de madres validan las estadísticas más recientes del KIDS COUNT® Data Book 2018, que establece que un 13% de los jóvenes no están en la escuela y no trabajan. Para más información puede acceder a www.juventudpr.org , nuestra página de www.facebook.com/idj.pr o escribirnos un correo electrónico a info@juventudpr.org.