ANÁLISIS DE LOS JÓVENES DEL PROYECTO DE ABOGACÍA JUVENIL DEL IDJ ANTE EL PLAN FISCAL Y LA REFORMA EDUCATIVA

En el Instituto del Desarrollo de la Juventud (IDJ) somos la voz del 56% de los niños, niñas y jóvenes, que viven bajo el nivel de pobreza en Puerto Rico, por lo que desarrollar estrategias de política pública y abogacía que garanticen oportunidades de desarrollo económico a la niñez de nuestra isla, es una prioridad. Desde esta perspectiva, invitamos a los jóvenes del Proyecto de Abogacía Juvenil del IDJ en el Boys & Girls Clubs del Residencial Lloréns Torres, para que compartieran sus impresiones sobre el análisis del plan fiscal que el gobierno presentó a la Junta de Supervisión Fiscal y la propuesta Reforma Educativa.

En el conversatorio se integraron aproximadamente diez jóvenes de 11 a 18 años, y como parte del proceso, participaron de un Data Walk que les permitió adentrarse al tema y visualizar la cobertura mediática, además de datos de las proyecciones económicas. Como resultado de este ejercicio, los jóvenes expresaron su preocupación por los propuestos recortes, ya que entienden que esto puede desembocar en una baja en las oportunidades de empleo para ellos en el futuro, al no sentirse bien preparados académicamente. “Me molesta que cojan la educación para seguir recortando fondos, cuando la educación es el medio para lograr generar dinero”, manifestó uno de los jóvenes, estudiante de la Escuela de Artes Plásticas de San Juan.

Además, mencionaron que les preocupa que los fondos no se utilicen para cubrir necesidades inmediatas de libros, materiales e higiene de sus planteles escolares “Para lograr la mejor educación posible, necesitamos tener acceso a libros y materiales, porque ahora mismo los maestros hacen de tripas corazones, por ejemplo mi maestro de Ciencias nos mandó a arreglar los libros, añadiendo fotocopias de las páginas que le faltaban y nos dio una nota para que lo hiciéramos y que todos tuviéramos libros”, expresó una joven de la escuela superior especializada en Educación Comercial Rafael Cordero.

De otra parte, varios jóvenes concurrieron en los problemas de infraestructura de sus respectivos planteles escolares. “Los aires no sirven en las escuelas especializadas, no hay aires ni abanicos ni siquiera en salones de computadoras y tenemos que traer nuestra propia agua porque las fuentes no funcionan”, expresó la joven. “Necesitamos mejor higiene y limpieza, sobre todo en los baños, porque no hay papel de baño, jabón y papel para secarse las manos; y nos puede dar influenza”, añadió.

Estos planteamientos, validan la postura del IDJ de que para transformar las condiciones que afectan la vida y el desarrollo de la niñez y juventud en Puerto Rico, es vital generar esfuerzos de abogacía basados tanto en datos como en escuchar la voz de los niños y las niñas, que son quienes día a día viven el impacto de las decisiones que toman los desarrolladores de política pública.

Reconocemos que este plan fiscal no es el final, así que nos mantendremos alerta a los cambios que pueda hacer la Junta de Supervisión Fiscal. Además, estaremos activos en la conversación sobre el presupuesto destinado a los niños y jóvenes.

Recuerde que si desea conocer e involucrarse en los esfuerzos de política pública que el IDJ moviliza para reducir la pobreza, puede acceder a www.juventudpr.org, nuestra página de www.facebook.com/IDJ.PR o escribirnos un correo electrónico a info@juventud.org.

ANÁLISIS DE LOS JÓVENES DEL PROYECTO DE ABOGACÍA JUVENIL DEL IDJ ANTE EL PLAN FISCAL Y LA REFORMA EDUCATIVA